sábado, 27 de marzo de 2010

Mi primera vez en un club de intercambio

Nunca creí que lo que iba a ver y vivir en ese fuese real, siempre habia estado en mis fantasias pero aquello superó todas mis espectativas...

Dicen que Barcelona es la ciudad que mas clubes de intercambio tiene de España y a mi es algo que siempre me había llamado muchísimo la atención, la idea de ir me daba muchísimo morbo, imaginarme lo que puede pasar ahí dentro, las experiencias que se pueden vivir me excitaba muchísimo pero nunca había tenido el valor de ir... hasta ahora...

He de reconocer que aunque me encanta el sexo y soy muy abierta a probar nuevas situaciones esta es una de esas que siempre me había dado cierto reparo, quizá por el desconocimiento, la vergüenza o incluso algo de prejuicios... Pero hace mes y medio, por casualidad, de un modo un tanto “extraño”, conocí a alguien increíble que ha entrado en mi vida llenándola de nuevas y renovadas energías, alguien afín a mi, que me ha inspirado confianza y me ha hecho ver que hay todo un mundo de posibilidades para disfrutar y dejarse llevar, y al plantearme la posibilidad de ir a un local lo hizo de un modo tan atractivo que en todo momento me pareció una aventura que no me podía perder.

Provocó mi curiosidad hasta límites insospechados e hizo que esa curiosidad fuese creciendo día a día y que mi mente empezase a imaginar y a excitarse ante la espera de que llegase el día indicado para ir.

Lo nuestro es una “no relación” de pasión y deseo. Desde que nos conocimos habíamos mantenido una comunicación buenísima pero aun no nos habíamos acostado juntos, no habíamos pasado de los besos, arrumacos y achuchones en los bares y en medio de la calle, como dos adolescentes a pesar de rondar ambos la cuarentena... Yo quería que antes de ir a un local de este tipo tuviésemos primero un encuentro, él y yo a solas, pero la curiosidad pudo más y el día que pude disponer de la tarde libre me preparé a conciencia para lo que yo llamaba la gran aventura.

No tenía ni idea de lo que me iba a encontrar pero os puedo adelantar y asegurar que superó con creces todas mis expectativas! Primero fuimos a comer, los nervios no me dejaron apenas ingerir nada, yo no sé si el estaría nervioso, puede que no pues ya había ido con anterioridad a ese local, pero tampoco comió demasiado...

Llegamos ahí al mediodía, a eso de las 15:00h, no había nadie más, estábamos solos, nos pedimos una copa y nos sentamos en la barra, he de reconocer que yo estaba bastante nerviosa, es cierto que lo que se veía del local parecía un bar de noche, sin mas, un tanto oscuro, pero era difícil de imaginar el mundo que se escondía detrás de aquellas cortinas que se encontraban al fondo del local... Mi compañero no tardó ni medio minuto en empezar a besarme y a recorrer mi cuerpo con sus manos, pero es algo que tampoco me sorprendió ni me dio vergüenza puesto que como ya he dicho antes, siempre que nos encontramos dejamos el pudor a un lado y damos rienda suelta a nuestro deseo.

A los dos minutos me tomó de la mano y me susurró al oído “vamos adentro, te haré de guía, te voy a enseñar el local, detrás de esas cortinas empieza la diversión” Un hormigueo de placer recorrió todo mi cuerpo...

Entramos a una sala muy oscura, en ese momento completamente vacía, llena de sofás, me dijo que tomase asiento que él iba a llevar nuestras cosas a una taquilla en el piso de arriba... Me dejó ahí completamente sola, esperando impaciente, nerviosa, y por que no admitirlo, muy excitada ante lo que presentía estaba por venir...

Cuando bajó se sentó a mi lado y empezamos a besarnos y a explorar nuestros cuerpos. Como estábamos solos no me importó lo mas mínimo estar metiéndonos mano sin ningún pudor, yo llevaba un vestidito corto, pero en esos primeros días de invierno hacía frío por lo que me había puesto pantys, y ante la protesta de mi compañero por no poder acceder cómodamente a mi entrepierna me los quité, me quedé descalza y medio desnuda mientras mi compañero me acariciaba a conciencia... no os imagináis que manos tiene...sus dedos acariciaban mi clítoris y se perdían mas allá... yo estaba disfrutando como loca y con unas ganas de que aquello fuese a más, estaba a punto de tener un orgasmo cuando de repente oí voces que se acercaban hacia nosotros...eran dos parejas...

Yo al oírlos me aparté sobresaltada ante la idea de que nos vieran en tal situación. Mi chico al verme tan apurada paró y para que no me sintiese incómoda y me relajase me llevó a explorar la planta de arriba del local que yo aun no había visto...

Arriba se encuentran las zonas de taquillas, duchas y baño, una gran habitación con una cama gigantesca, en aquellos momentos vacía, y al fondo del pasillo una habitación muy oscura con una especie de pasillo francés.

Como estábamos completamente solos comenzamos a enrollarnos nuevamente, esta vez y con lo excitada que estaba fui mas allá y me agaché ante mi chico para saborear su rica y dura polla...no me dejó apenas hacer nada, me incorporó, me dio la vuelta contra la pared y empezó a recorrer mi cuerpo con sus manos, como si me cachease, pero con una delicadeza y a la vez urgencia que dejaban sin aliento! dios como me puso! No os lo podéis ni imaginar... solo deseaba que me follase ahí mismo, quería sentirle dentro de mi... pero el tenía otros planes...

Me propuso bajar para ver como estaba el ambiente pues desde abajo subían unos gemidos muy tentadores y quería que yo empezase a descubrir lo que realmente pasaba en ese tipo de locales.

En la planta baja hay una sala de baile pequeña y aun mas oscura que la zona de los sillones, con un sofá la fondo de la sala a modo de cama, lleno de cojines.

Ahí estaban las dos parejas que habían entrado con anterioridad magreándose de lo lindo, mi chico y yo nos metimos ahí para curiosear y continuamos con nuestro juego, pero era imposible no fijarse en los 4, aquello era un amasijo de manos, brazos, piernas, bocas... un espectáculo digno de ver...

Yo completamente absorta ante tal espectáculo me senté en el sofá, quería deleitarme con la deliciosa polla de mi chico, empecé a recorrerla con mi lengua, desde la punta hasta la base, primero despacito y después y sin que lo esperase me la metí completamente en la boca...

Pero me era imposible apartar la vista de las 4 personas que teníamos tan pegados que casi hubiésemos podido participar de tal evento... Una chica estaba arrodillada entre los dos hombres y la otra mujer, la que estaba arrodillada chupaba todo lo que tenia a la altura de la boca, indistintamente, mientras la otra se besaba con uno y otro... En ese momento uno de ellos se corrió y entonces decidieron ir fuera, por lo que nos dejaron completamente solos, mi compañero se arrodilló ante mi y comenzó a recorrer con su lengua mi coño para entonces completamente húmedo, y siguió saboreándome hasta que tuve el primero de los muchos orgasmos que tendría esa tarde...

Después se tumbó encima mio y ahí mismo empezamos a follar, que sensación mas buena sentirle dentro de mi! pero él no quería acabar tan rápido, así que salimos fuera y nos sentamos nuevamente en los sofás.

Aquello ya empezaba a animarse, había llegado mucha gente, unos estaban metiéndose mano, otros besándose, una chica muy joven le hacía un striptease a un hombre que le doblaba la edad.... y yo, para entonces totalmente desinhibida, le dediqué una mamada a mi chico que hizo que se corriese en mi boca y tardase un buen rato en recuperarse.

Seguimos recorriendo el local, para entonces ya completamente lleno. En una habitación con barrotes (una especie de jaula) había una chica follando con dos y otro mirando, mientras mi chico y yo no dábamos crédito, sobre todo a mi se me salían los ojos de las órbitas...

Salimos de ahí y entramos en otro cuarto, al lado de esa jaula, estábamos en el pasillo francés... nos tumbamos en la cama que había, ahí estábamos mi chico y yo jugando y de repente, a menos de un palmo de mi cara apareció por uno de esos agujeros la polla de otro tío, yo miraba esa polla extasiada y mi compañero deleitándose por mi sorpresa y sintiendo mi excitación me decía al oído ”pero mira lo que tenemos aquí... bonita polla, no? Te gusta? Que le harías?“ La verdad es que era una polla preciosa, y aunque en aquellos momentos de calentón hubiese tocado o chupado, algo dentro de mi me paralizaba y no fui capaz de hacer nada mas que mirar y disfrutar del juego con mi compañero...

Yo disfrutaba ante la novedad y mi acompañante disfrutaba viendo mis reacciones de sorpresa y a la vez deleite...

Salimos de ahí y seguimos recorriendo la sala, aquello era un auténtico espectáculo, todo lo que te imaginas en las noches calenturientas, las fantasías que puedas tener, lo que lees en los relatos eróticos, vamos, lo que lees aquí, lo que ves en videos, todo eso pero en vivo y en directo, como un espectador más pero a la vez eres partícipe, lo que hace la situación aun mas excitante...

Había una chica a cuatro patas, uno la estaba follando y otro tenía la polla en su boca, mientras un tercero se masturbaba observándoles, posiblemente el cornudo consentido... En otro sofá otro trío metiéndose mano y a su lado una pareja semis desnuda masturbándose mutuamente...

Para entonces ya volvíamos a estar más que calientes... así que me metió en la sala de baile en ese momento vacía, me dio la vuelta y quedé cara a la pared, y después de acariciarme para comprobar que mi estado de excitación era el adecuado (yo estaba otra vez completamente húmeda) me penetró sin darme tiempo a reaccionar, mmm.... que sensación mas buena, que polla tan dura se le había puesto en un momento! De repente comenzó a entrar gente y a llenarse, así que paró y me giró hacia él, nos quedamos cara a cara, yo apoyada contra la pared y entonces empezó a magrearme como nunca lo había hecho... que delicia!!! solo recordarlo se me humedece la entrepierna!

Yo estaba disfrutando del magreo como loca, tenía una de sus manos en una teta y la otra perdida entre mis piernas moviéndose a una velocidad vertiginosa, ahí habían otras parejas disfrutando igual que nosotros, cada cual a los suyo...

De repente noté como una mano acariciaba mi vientre, tardé en darme cuenta unos segundos que esa mano evidentemente no era ninguna de las dos que mi acompañante ya tiene ocupadas...era del chico de la pareja que estaba a nuestro lado, metiéndose mano como nosotros... cuando fui consciente de ello me tensé un poco, pero la idea me excitó aun mas y dejé que esa mano siguiera en contacto con mi cuerpo unos segundos mas, pero no estaba preparada para ir mas allá, así que la retiré con suavidad y seguí a lo mio... al rato la mano volvió a mi culo, dios como acariciaba! Deseaba que siguiese, que se uniese a la de mi pareja, pero no, no puede, no fui capaz, demasiadas emociones para un solo día, así que la volví a apartar y nos fuimos al sillón del fondo de la sala, donde mi compañero me puso a cuatro patas y empezó a follarme con firmeza... de repente paró y me tumbó, se arrodilló ante mi y me hizo la mejor comida del siglo! Que lengua!

No sé si es el lugar, la excitación, el morbo de ver y ser visto, pero ya todo me daba igual y me dejé llevar sin más, disfruté de cada sensación, de cada sentido hasta que tuve una serie de orgasmos encadenados...y él siguió jugando con su lengua y los orgasmos seguían, tuve que pedirle que parara porque sino me iba a dar algo, me sentía morir de tanto placer! tardé en recuperarme, el corazón me iba a mil, pero cuando lo hice le devolví todo ese placer que me había proporcionado con una mamada espectacular hasta que se corrió otra vez en mi boca y saboreé ese rico semen que era todo para mi...

Podría extenderme con mil detalles mas explicando todo lo que vi, lo que sentí, lo que disfruté... pero lo dejo para otro día... porque está claro que hay que repetirlo, que tenemos que volver, y es que aun tenemos mucho por ver, por probar y disfrutar en ese nuevo mundo del que se me acaban de abrir las puertas. Un mundo desconocido que no esperaba que fuese tan alucinante, y que quiero disfrutarlo con mi compañero, porque eso sí, él es ante todo quien me hace sentir así de bien...

gateta72

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada